Pescado congelado

El pescado congelado guarda sus propiedades

Una de las recomendaciones que se hacen cuando se compra pescado es que estos se mantengan bien congelados en la nevera. La razón de esto parece un tanto lógica: así se puede retrasar mucho más tiempo la descomposición del alimento. Sin embargo, muy pocos saben que el pescado congelado guarda sus propiedades de forma casi intacta, llegando a extremos de ser un alimento que se recomienda cocinar totalmente helado.

Para ahondar un poco más en el tema, vale la pena repasar esas propiedades que tan bien se conservan al estar dentro del congelador. También mencionaremos, de paso, aquellas ventajas de cocinar pescado congelado.

Propiedades que guarda el pescado congelado

Cuando se opta por congelar un pescado, se está optando por preservar las propiedades proteicas que este animal posee de forma natural. Las proteínas de alto valor y los ácidos grasos (en especial el omega 3), se mantienen totalmente intactos ante la congelación. Tambien puedes meter en esta lista a las vitaminas que incorpora el pescado en su interior que hacen tanto bien a nuestro organismo.

Dicho lo antes comentado, se puede esperar conseguir las siguientes propiedades del pescado congelado sin ningún problema, siempre que se haya seguido el más óptimo proceso de congelamiento:

  • Alto contenido en ácidos grasos que ayudan, entre otras cosas, a combatir la inflamación del cuerpo como erupciones cutáneas y la fatiga.
  • Cuenta con vitaminas del grupo B y es rico en minerales como el yodo, calcio, fósforo y selenio, perfectos para activar capacidades cognitivas que ayudan a la retención de la memoria.
  • Son alimentos de fácil digestión, evitando caer pesado independientemente del momento del día en el cual se consuma.
  • Es bajo en calorías, por lo que cuenta con propiedades diuréticas bastante elevadas y la posibilidad de no perjudicar la dieta de ninguna persona.

Aspecto negativo del pescado congelado

Pese a que el pescado congelado conserva sus propiedades de forma precisa y, por consiguiente, es la mejor manera de preservar esta clase de alimentos una vez adquirido, lo cierto es que el proceso de congelado del pescado guarda consigo algunos aspectos negativos o desventajas que se deben considerar. Son estas las que se listan de la siguiente manera:

  • Puede tener una textura mucho más seca y gomosa que el pescado fresco.
  • Es necesario someter al pescado a un proceso específico y riguroso para que dicho alimento pueda ser consumido sin ningún tipo de riesgo.
  • Mientras más tiempo transcurra entre la captura del pescado y su congelación, más propiedades perderá este alimento una vez sea consumido. ¡Hay que congelar el pescado cuanto antes!

Ante todos estos aspectos negativos, no se puede desestimar el hecho de que este proceso ayuda a preservar por muchísimo más tiempo esta clase de alimentos provenientes del mar, que de por sí pueden llegar a ser difíciles de preparar si no se tiene experiencia culinaria con los mismos.

pescado congelado

Cómo se prepara el pescado para su congelamiento

Una vez que se ha evaluado lo anterior, se puede complementar el tema mencionando el proceso de congelación del pescado, de forma que se pueda entender cómo congelar el pescado para su óptima preservación. Dicho proceso es el que sigue:

  1. El personal cualificado debe limpiar el pescado fresco lo más rápido posible mientras disminuyen su temperatura.
  2. Una vez limpio y pesado, el pescado pasa a congelarse a una temperatura no mayor a -18 grados centígrados, siendo esta la temperatura considerada para la súper-congelación.
  3. Esta temperatura debe mantenerse todo el tiempo: desde la costa hasta la pescadería donde será comercializado. ¡Ya solo quedaría comprarlo y trasladarlo a casa manteniendo esta temperatura!

Si se quiere descongelar el pescado para consumirlo (se puede cocinar el pescado congelado también), es recomendable que se deje descongelar dentro de la nevera. ¡Toma tus previsiones al preparar pescado congelado!

Deja una respuesta