dulces tipicos españa

Dulces típicos de España que debes probar

Todos sabemos muy bien, que la gastronomía española destaca por su diversidad de ingredientes y por sus fuertes y marcados sabores. Aún así, estas no son para nada las únicas características que definen la cocina de esta región. Después de todo, aunque no se suelen tener en cuenta, los sabores dulces también están presentes y te aseguro, que algunos de estos azucarados preparados, son igual de complacientes que cualquier corte de carne.

¿Nació en ti la intriga? Pues no dejes de leer toda la información presentada a continuación. Hoy aprenderás todo sobre esos dulces típicos de España que no debes dejar de probar.

Los mejores dulces de España

  • Tarta de Santiago: Cuando el tema de conversación gira alrededor de esos dulces característicos de España, obligatoriamente se tiene que hablar de la tarta de Santiago. Un dulce con mucha personalidad que nació en Galicia y cuyo rasgo distintivo se encuentra en su cubierta: una cruz de la Orden de Santiago. Realmente no es una receta muy elaborada. Dicho de forma simple, es un sencillo pastel de almendras con cubierta de azúcar glass. Aún así, sigue siendo un dulce español muy reconocido y alabado mundialmente. Como la lógica nos indica, esta receta data de la Edad Media. De ahí que lleve el nombre y el símbolo de una antigua orden religiosa-militar.
  • Crema catalana: Tal como su nombre deja entrever, este peculiar dulce tuvo su origen en las tierras de Cataluña. Se trata de un postre de una receta bastante minimalista en la que solo se ven involucrados tres ingredientes: crema pastelera, yemas de huevo y azúcar caramelizada. La crema pastelera se funde con las yemas, se coloca en un recipiente y finalmente se le cubre con azúcar. Un dulce cremoso y crujiente, que se ha ganado su puesto como uno de los postres más conocidos y apreciados de España.
  • Churro: Puede que no exista un dulce más consumido en España que el churro. Estos cilindros de masa frita son perfectos para merendar siempre que se quiera y se suelen acompañar con una buena taza de chocolate caliente. Sencillamente la combinación perfecta.

  • Torrijas: Un dulce típico de España con un origen humilde y con un sabor increíble. Las torrijas son rebanadas de pan bañadas en leche, que tras ser rebozadas en huevo, se termina friendo. En ocasiones se le agrega al final un toque de azúcar, canela o miel. Se dice que esta receta nació por una idea de reciclaje; los pueblerinos más pobres, no podían darse el lujo de desperdiciar el pan duro y viejo, por lo que se vieron en la obligación de ingeniárselas con recetas como esta. Es uno de los dulces más típicos de Esapaña y se suele consumir en Semana Santa. Siendo un alimento característico de la cuaresma.
  • Sobaos pasiegos: Como todo buen dulce español, se caracteriza por su sencillo preparado y por su exquisito sabor. Se refiere a pequeños pero esponjosos pasteles hechos con harinao masa de pan. Su preparado suele incluir a su vez: huevo, azúcar, levadura, ralladuras de limón y un pequeño toque de anís.Un postre perfecto para ser acompañado con café o té.

Otros dulces españoles que valen la pena

Los nombrados con anterioridad son sin duda alguna los dulces típicos de España más resaltantes y destacados. De igual manera, hay un par de opciones más que tal vez podríamos decir que son menos relevantes, pero que aun así, son igual de deliciosas. Entre estos postres a los que nos referimos se encuentran:

  • Arroz con leche: Cuando se habla de esta receta, no se suele relacionar la misma con España. De hecho, es un postre globalmente alabado y consumido. Aún así, no podemos negar que es un dulce que se come con regularidad en este territorio y que incluso, forma parte de su historia. Se dice que los asturianos heredaron la receta de este dulce de los árabes, hace ya unos cuantos siglos. Por lo que sí, puede que no sea una receta que nació en España, pero que sí lleva mucho tiempo formando parte de su cultura. Su preparación es sencilla. Solo se necesitan tres ingredientes fundamentales: arroz, leche y azúcar. Se le puede agregar ralladura de limón, canela e incluso leche condensada, pero eso depende de los gustos del consumidor.
  • Flan: Un clásico entre clásicos. Este gelatinoso, ligero y atractivo dulce español, es el acompañante perfecto de un buen café o té, y a su vez, el postre ideal tras terminar de comer el plato principal. El tipo de flan más habitual de ver es el flan de huevo. No obstante, últimamente, se suelen preparar en mayor cantidad los flanes de vainilla, de queso y de café.
  • Filloas: Otro postre típico de España, específicamente de Galicia. Se trata de unas tortillas muy finas que se asemejan mucho a las crepes francesas y que se suelen preparar con harina, huevo, mantequilla y leche. Este dulce típico de España, destaca sobre todo por su versatilidad. Se puede consumir, tanto en el desayuno, como en la hora de la merienda y combina muy bien con bebidas calientes. En ocasiones a las filloas, incluso se les echa azúcar y canela por encima. Aunque también se pueden rellenar.

Claro está, existen una variedad de recetas más que no se han mencionado en este artículo. Al fin y al cabo, nos enfocamos en repasar lo mejor de lo mejor, no en repasar todo. Por lo que si te quedaste con ganas de conocer más recetas, no dejes de investigar e informarte con más profundidad sobre los dulces típicos de España.

Deja una respuesta